Wonder Woman, el origen de las amazonas.

Wonder Woman es una heroína de Dc creada por el psicólogo, inventor del polígrafo y escritor William Moulton Marston en 1941. En plena Segunda Guerra Mundial cuando a los cómics de superhéroes se les acusaba de continuar fomentando la guerra y la violencia, Marston desarrolla un nuevo personaje cuyas aspiraciones fueran sus ideales de paz y justicia y no de venganza como se habían estado creando hasta entonces; un personaje que luchase por la verdad y el amor, dándole la idea final su esposa: ¿por qué no hacer una mujer?. Es aquí cuando empieza la historia de Wonder Woman.

A mitad de la Segunda Guerra Mundial, como contraataque del fascismo y quizás representando a esas primeras mujeres que trabajaban para el ejército, aparece en la ACC (Sociedad de la Justicia de Ámerica, precedente de la actual liga de la justicia) la primera superheroina de DC, Wonder Woman. Marston buscando diseñar un personaje con las que las mujeres se identificasen, crea sin renegar de su belleza y ternura (supuestas debilidades de su género) una mujer tan fuerte como Superman.

Image result for wonder woman comic
Fuente: dc.wikia.com

Para ello fue un influido sin duda por el mito griego de las Amazonas, un pueblo legendario de mujeres guerreras que vivían aisladas en una teocracia femenina, según Heródoto, en la ciudad de Themiscyra, actual Terme, nombre de la isla de nacimiento de Diana Prince en el comic y en la nueva película. Una tribu mitologica probablemente inspirada en las mujeres de los escitas, un pueblo nómada real de origen Irání que emigró hacia el sur de Rusia y Ucrania alrededor del siglo octavo antes de Cristo, y en el que sus mujeres fueron reconocidas por su participación en la guerra y habilidades de caza y equitación. El descubrimiento de nuevos kurgans escitas con esqueletos de sus mujeres con cicatrices de batalla, tatuadas y rodeadas de ajuares de arcos, lanzas, flechas y carcajs (La Princesa Escita Ukok) solo terminan de confirmar esta teoría.

Related image
La princesa escita Ukok aún con tatuajes de guerra sobre sus hombros. Fuente: johnhawks.net

No obstante su mito empieza a conformarse en el siglo VIII Ac cuando Homero difunde en la Iliada, quizás haciéndo referencia  estos los escitas, a las antianiras: “Las que luchan como varones”. Desde entonces estas mujeres provocaron el terror y la admiración entre los griegos convirtiéndose en un mito común en su arte y fusionando su historia con la del resto de sus dioses. Ahora, todo héroe griego que quisiera demostrar su valía debía batirse combatiendo contra una de estas guerreras, las cuales pocas veces se muestran con un gesto de merced. Protagonistas de numerosos vasos, fueron pintadas como valientes hoplitas griegos luchando contra Hércules  (quien en su noveno trabajo debía arrebatarle el cinturón a Hipolita, reina de las amazonas),  Teseo (quien secuestró a su hermana Antíope a cambio de conseguir con Hércules dicho cinturón) y contra Aquiles (que suele aparecer luchando contra Pentesilea en Troya), conformando estas las diferentes escenas del tema iconográfico que a día de hoy denominamos las amazonomaquias: las guerras contra las amazonas.

Fuente: wikipedia.org.

 

“Ahora, más sensualizadas y destapadas parecen justificar con el feminismo de su piel desnuda, la debilidad de su género y la de Persia.”

 

Pero su mito, como lo ha sido la historia de la mujer, será nuevamente manipulado por razones políticas tras la destrucción de Atenas por parte de los Persas en el 480a.C. Las amazonas ahora servirán de analogía a la barbarie persa, vistiendo con vestidos persas, gorros frigios,  arcos y sagaris, sus hachas, todo a la manera oriental, apareciendo continuamente derrotadas por Teseo en Atenas y de nuevo por Aquíles en Troya, decorando los frisos de los más famosos edificios clásicos de la Antigua Grecia y acompañando a otras escenas como las victorias sobre los gigantes y los centauros, todas ellas representaciones de la victoria de la democracia y de la cultura griega sobre la barbarie tirana e irracional de Persia. Ahora, más sensualizadas y destapadas parecen justificar con el feminismo de su piel desnuda, la debilidad de su género y la de Persia. “Androctonas“, “asesinas de varones” como las llamaba Heródoto en el siglo V, salvajes y a caballo, ignorantes de las tradiciones femeninas,  serán despreciadas. La transgresión del apaciguo canon femenino, en definitiva, “ser una amazona”, lo convirtieron en un insulto que de nuevo se ganaron las sufragistas 15 décadas después.

Cartel de la película: “Les suffragettes”

 

Un mito que continuó inspirando historias durante la conquista de nuevos mundos con supuestas apariciones en los viajes de, entre otros muchos, Marco Polo, Cristóbal Colón, Hernán Cortes y Francisco de Orellena, este último quien dijo ser atacado un grupo de mujeres con cerbatanas y flechas cerca del río Marañón, rebautizado entonces como el río Amazonas.

Grabado de Theodore de Bry, siglo XVI. Fuente: WHITE IMAGES / SCALA, FIRENZE

 

La admiración del pueblo griego y de las diferentes sociedades en torno al mito de las Amazonas, las convirtieron en un producto de la imaginación masculina, tal y como también lo ha sido su hija americana, Wonder Woman. Manipulada también desde sus inicios, Wonder Woman, quien ha sido foco del fetichismo masculino siendo despojada de sus poderes y de cada vez de más ropa, ahora resurge vistiendo sus orígenes y reviviendo el espíritu de las amazonas: representar la equidad y el compañerismo entre Steve Trevor y Diana Prince, entre el hombre y la mujer. Para no seguir siendo juzgadas por nuestro físico, tal y como lo sufrió Linda Carter para la serie de TV de Wonder Woman de 1975 y ahora Gal Gadot por sus supuestos “pocos pechos”; y para que mujeres y directoras como Patti Jenkins (The Killing, Monster) sigan destruyendo las barreras entre nuestras profesiones, cosechando éxitos viendo a las mujeres más allá de lo que otros no supieron ver. 

Image result for wonder woman patty jenkins
Estreno de Wonder Woman. Gal Gadott, Patty Jenkins y Linda Carter. Fuente: Fotografía de Alberto E. Rodriguez/Getty Images

 

 

 

 

Anuncios

4 comentarios

  1. ¡Muchas gracias Tito! Ha sido todo un reto, me alegro de que te haya gustado y ánimo para la siguiente entrada! Tienes un blog magnífico, debemos pactar una entrevista 😉

    Me gusta

  2. Un artículo magnífico sobre la mujer luchadora, reivindicando su condición desde los primeros tiempos tal como se refleja en el arte y la mitología a nuestros días, a través de todos los medios audiovisuales, literarios y redes sociales que ayudan a concienciar de la lucha de la mujer en esta sociedad.Queda mucho por hacer.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.